Un mundo perfecto

Wednesday, January 17, 2007

3 años y medio... sin sentido.

Llegaste con una esperanza
Mi espera tuvo un final
Hablabas cuando yo te amaba y te burlabas
o creías que te hacia tanta falta.

Tus frases no se me olvidaron
Me hiciste ver que había algo más
Las alas me has arrebatado, no puedo volar
Me has herido en vano

Un huracán que mata
Despacio y me desangra
Tan fuerte que hoy acaba
Mi paciencia ante ti
Mis ganas de vivir
Y me rindo a este sufrir

No me busques que yo a tí
Te detesto y solo encuentro que yo de tí... fui...

Fui solo una confusión
¿Y que soy yo?
¿Tu gran error?
¿Olvido de un viejo amor?
¿Una confusión?

Que actuaste sin pensar
Que yo de ti me enamoraría y tal vez
tu podrías arruinar mi vida

Regrésame
Los días queHiciste una mentira
Te creía
Pues jamás seré capaz
De engañar con el corazón
Para después salir corriendo sin ninguna explicación

No quiero que me digas nada
No quiero que me vuelvas a hablar
Arma suicida del alma que destruyes
Mi fe de amar.

Saturday, January 13, 2007

Uno nunca termina de decepcionarse...

... y peor aun, nunca terminas de decepcionarte de la gente con la que se supone deberías contar.

Por eso mucha gente prefiere no crearse espectativas de la gente que los rodea, precisamente para no decepcionarse de ellos. Pero, ¿cómo puede uno vivir sin espectativas? y sobre todo cuando uno trata de estar ahí para la gente que quiere, apoyarla en sus sueños y en su vida... se supone que el apoyo debería ser recíproco entre gente que supuestamente se quiere, ¿no?

Se supone que cuando una persona quiere a otra, es capaz de sacarse el egoísmo y luchar por un futuro común.. sí, claro.. se supone.

Hoy quiero cambiar... me URGE un cambio... creo que tengo que empezar a ser más egoísta y a pensar en mí, aunque en el camino decepcione a una que otra persona... total, a mí ya me han decepcionado bastante y sigo viva, ¿no?

Thursday, January 11, 2007

Hoy descubrí que...

Todo... SIEMPRE... es más complicado de lo que parece...

Friday, December 29, 2006

Profundizando

Estaba yo platicando con Ricardo... en una de nuestras pláticas filosóficas, sobre el fin último de la vida (en esta caso MI vida), la felicidad, y cosas por el estilo..

¿Cuál es el fin último de tu vida? ¿qué quieres? ¿qué estás esperando?.....

No lo sé.

Y pensándolo bien, creo que me he pasado gran parte de mi vida esperando.. si, esperando a que algo maravilloso suceda... a que derrepente se abran los cielos y llegue la felicidad por medio de alguien o algo; pero... y si eso maravilloso nunca llega??? o peor.. ¿y si ya llegó y no me di cuenta?.. o MUCHO PEOR... ¿y si ya llegó y no me pareció tan maravilloso como para cambiar mi vida?

Hay quienes dicen que la felicidad está en ver la maravilla que existe en las pequeñas cosas, en lo cotidiano. Y yo creo que tienen razón. El simple hecho de esta vivos, aquí y ahora es maravilloso.

Y qué pasa con la gente que siente que "algo le falta"?? qué pasa con ese agujerito que se queda en el corazón, y que a veces te hace sentir que hay algo más... que en este mundo tan grande TIENE que haber algo más, algo increíble, algo que tienes que encontrar.......

Probablemente sea sólo una ilusión y esto sea todo lo que hay; pero vale la pena correr el riesgo de ir en busca de eso increíble que seguramente existe en este mundo para mí...

¿O no?

Tuesday, December 26, 2006

La Frase de Hoy

Nada es verdad,
Nada es mentira...

Todo depende
del cristal con que se mira...

Thursday, December 21, 2006

Dejando a Narciso

Érase una vez una pastorcita, que un día decidió caminar por un sendero que no conocía y que no le gustaba mucho, pero lo eligió para cambiar su rutina. En medio de su nuevo, pero aburrido camino, una sorpresa… se topó con un joven que, a la primer mirada, la impactó.

Narciso es una persona de lo más carismática, es chistoso, inteligente, sabe hablar de miles de temas sin aburrir a la gente, es talentoso y hasta guapetón… bueno, lo que se dice guapetón, a lo mejor no tanto, pero tiene ese no-sé-qué-que-qué-sé-yo, que simplemente atrae.
Y qué decir, de cuando la pastorcita se dio cuenta de que él también se había fijado en ella... bueno, creyó que era la chica más afortunada del mundo en tener consigo a una persona tan increíble, con quien aprendió miles de cosas nuevas y que le llevó a conocer tantas y tantas sensaciones extraordinarias.

Pero Narciso tenía un defecto. Al principio la pastorcita no lo notó, pero con el paso del tiempo se fue haciendo más y más obvio. Narciso estaba enamorado de sí mismo!!! Así es, la única persona a la que realmente ama es a la que ve cuando se mira al espejo. Nadie es más importante en este mundo que ese reflejo que él tanto admira. Pero claro!!! Cómo no enamorarse de él mismo, si está consciente de que es esta persona fantástica, que todo el mundo admira y con la que muchas mujeres quisieran estar; y claro… cómo no aprovechar esta situación???

Y así, sin darse cuenta la pastorcita le abrió las puertas de su vida…y transcurrió mucho, mucho tiempo, hasta que repentinamente se dio cuenta de que Narciso estaba consiguiendo todo lo que deseaba, y ella no… al contrario, la pastorcita se estancaba cada vez más y más. ¿por qué?
Ah, bueno, pues la razón es que le puso tanta atención a Narciso que dejó de ponerle atención a lo que ella realmente quería, todo siempre se enfocó en lo que Narciso necesitaba o deseaba… y ahí estaba ella para complacerlo… lo que nunca se preguntó es “¿y quién me complace a mí?”

Finalmente, un día Narciso decide irse, así nada más… bueno, en realidad se fue a perseguir sus sueños y la fortuna que siempre había deseado, pero se le olvidó algo: la pastorcita. Sí, la pastorcita que lo apoyó, lo consoló y buscó complacerlo; quién trató de hacerle la vida más fácil para que estuviera contento.
Ella se quedó con sus sueños guardados en una cajita… esperando. ¿Esperando qué?

Después de todo Narciso nunca le prometió nada, ella sólo esperó… y ahora se lo tiene que sacar de la piel.

Suele pasar.

La Frase de Hoy

Una mentira que te haga feliz
vale más que una verdad que te amargue la vida

Wednesday, December 20, 2006

Abre los ojos...

¿Cuántas veces tienen que aplastarte el corazón para que te des cuenta de que NO TE QUIEREN?